Aquí XicohténcatlOpinión

Regresa el encanto de las luciérnagas a Nanacamilpa #Opinión #AquiXicohténcatl @Pedro_Tlaxcala

Como cada año en Nanacamilpa, las luciérnagas lleguen puntualmente a su cita,  desde la época prehispánica o desde mucho antes, la danza de las luciérnagas en Nanacamilpa ocurre una vez más, como cada año.

Miles de visitantes se dan cita en los bosques de este municipio, quieren ser testigos del fenómeno natural que ocurre en la obscuridad del bosque, lugar hasta donde llegan estos insectos maravillosos para reproducirse.

Aunque los ejidatarios de “Piedra Canteada” aseguran que ahora solamente se observan en las zonas boscosas, donde es más intensa la obscuridad, “pero hace muchos años desde nuestros abuelos, nuestros padres las hemos admirado y cuidado”, aseguran.

“Nosotros mismos cuando éramos niños se veían en las poblaciones, porque el alumbrado no era el mismo, sino que por ejemplo había un foco en cada cuadra”, recuerdan.

Tenían una distancia de esquina a esquina de cien metros, eran focos de los viejos y que realmente se quedaba en penumbra la mitad de la cuadra, entonces eso permitía que se observaran las luciérnagas.

La luz del alumbrado público era muy tenue, con la insistencia de la iluminación ellas se ahuyentan. “Con la luz se ahuyentan, habitan en zonas boscosas y obscuras”.

Nosotros tenemos aquí aproximadamente más de tres mil hectáreas de bosque en lo que corresponde al municipio, entre las partes ejidales y las propiedades.

Y ahí es a donde llegan las luciérnagas

Ahora se aprovecha la estructura que existe en los tres centros eco turístico de Villas del Bosque Santa Clara, Piedra Canteada y Laguna Azul, entonces tienen infraestructura estos centros eco turísticos, por eso es que se aprovecha y se difunde verlas ahí, pero también se pueden observar en monte abierto

Ahora en este 201 9, ya son más de 25 centros de avistamiento, incluso en la región de Calpulalpan también ha preparan sitios para recibir a los visitantes, lo mismo que en el Estado de México que colinda con Tlaxcala ya se instalaron en esta temporada tres lugares para el avistamiento de las “hadas de luz”.

Los ejidatarios de “Piedra Canteada” advirtieron que algo que les afecta a las luciérnagas es la luz entonces por eso se les pide en el reglamento que no utilicen lámparas, no utilicen flash de cámaras, los automóviles ya no estén en circulación en los centros una vez que inicie el fenómeno.

La danza de las luciérnagas tiene una durabilidad intensa de una hora, que es de ocho y media a nueve y media de la noche, entonces la idea y la recomendación es que a partir de siete de la noche ya no haya movimiento de automóviles.

Sin embargo, a veces se sale de control ahí en los centros y todavía algún automóvil está haciendo algún recorrido y eso ahuyenta a las luciérnagas.

Entonces la gente le empieza a gritar al automóvil que apague sus luces, que pare su motor y se contamina audiovisualmente con el ruido el lugar y las luciérnagas se ahuyentan.

También es importante que los interesados en visitar estos lugares estén conscientes de que depende de nosotros, como seres humanos respetarlas y cuidarlas.

Porque en el santuario, si no llueve, durante el día hay pocas, si hay luz intensa de la luna también hay pocas, y si llueve fuerte durante el tiempo en que deben de salir, no salen.

Entonces eso es importante también darlo a conocer, que si alguien viene con la idea de que hay la intención de ver el avistamiento y por alguna situación de carácter climatológico.

Ricardo Espejel Montiel, uno de los ejidatarios recuerda que “de chicos, hace más de cincuenta años nos gustaba andarlas agarrando en la calle, en la noche salíamos y nos las poníamos de prendedor en la ropa,  pero a mis padres, a mis abuelos, estoy hablando de más de cien años seguramente”.

Explicó que en esta región de la sierra nevada del Ixta-Popo, las luciérnagas se pueden ver  hasta mediados de agosto después de mediados de agosto no quiere decir que ya no hay visibilidad, todavía llega a observarse pero va disminuyendo.

“Lo espectacular ocurre a partir de mediados del mes de junio, julio y parte de agosto, las luciérnagas siempre llegan a su cita puntualmente y es responsabilidad de todos, gobierno, ejidatarios y visitantes cuidar a esta maravilla de la naturaleza con que Tlaxcala se distingue a nivel internacional”, conluyó.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar