OpiniónSin Reservas

Cruz Roja en Tlaxcala paralizada el fin de semana

Casi inadvertida pasó la inmovilización de la Cruz Roja en sus delegaciones de Chiautempan, Zacatelco y Tlaxcala capital y parece ser que tampoco Apizaco estuvieron operando el fin de semana pasado, dado que la administración o supuesta administración de  Silvia Elena Rodríguez de Espino al frente de la delegación estatal de la benemérita institución no está funcionando.

Doña Silvia Elena Rodríguez, según nos reportan fuentes anónimas de la Cruz Roja, nunca se encuentra en las oficinas centrales ubicadas en Chiautempan, donde sólo atiende el denominado “mini delegado”, que aún cuando no cuenta con nombramiento oficial, hace las veces de administrador, reclutador, chofer y mandadero de la delegada y que responde al nombre de Julio Padilla Sánchez, de quien habría que precisar que no es pariente del Rector de la UPT.

Bueno, pues el caso es que los socorristas no pudieron prestar el servicio de emergencias y tuvieron que solicitar el apoyo de la Direcciones de Protección Civil de los municipios, ya que la Delegación Estatal de la Cruz Roja, en una clara omisión, imprudencia y/o negligencia no pagó los seguros de los socorristas, hecho que impidió prestar el servicio este fin de semana, y aunque se prestaron algunos servicios aislados, se sabe que fue a cuenta y riesgo de los propios socorristas.

No obstante que la Cruz Roja Mexicana iniciará en breve su campaña de la Colecta Anual 2019, también ha trascendido que no ha habido transparencia en el uso de los recursos y aún cuando en 2018 se superaron las expectativas de la colecta, gracias al apoyo decidido de las dependencias de gobierno, resulta que las gasolinas fueron recortadas de 5 a 4 mil pesos por ambulancia y además, fue cancelado un turno en las guardias de fin de semana por indicaciones de la delegada estatal.

Así mismo, aunque la escuela de enfermería de la propia Cruz Roja es una extensión de la delegación municipal de Tlaxcala, la delegada estatal designó a una administrativa que se incorporó a la institución, a la cual le son retiradas sus utilidades que deberían ser para el mantenimiento de dicha escuela y de la delegación municipal.

Silvia Elena Rodríguez se ha aislado del cuerpo de gobierno de la Cruz Roja de Tlaxcala al extremo de que las Damas Voluntarias brillan por su ausencia.

La política o más bien el síndrome del mesías cototero que ya sufre la delegada, hace que desacredite y busque cambiar a los delegados que no le hacen segunda, mientras los paramédicos amenazan con hacer una huelga para que renuncie al cargo.

Es notorio que Silvia Elena Rodríguez de Espino y a Julio Padilla Sánchez (su secretario), se les olvida que la Cruz Roja Mexicana no es un negocio, ni tampoco es propiedad de la Delegada Estatal, ni ella es la manda más, se le olvida que es una institución de ayuda y socorro a personas en extrema desgracia, que su principal función no es mantener a quienes en ella colaboran, sino que es coordinar trabajos y esfuerzos de manera DESINTERESADA y SIN ESPERAR UN PAGO o EMOLUMENTO ALGUNO, que es una institución SIN FINES DE LUCRO.

Cabe recordar que es la primera vez en toda la historia de la Cruz Roja Mexicana en Tlaxcala, que ésta ha dejado de prestar los servicios de emergencia de sus socorristas por no contar con el seguro de vida vigente.

Este 21 de febrero se festeja el 109 aniversario de la fundación de la Cruz Roja Mexicana; en Tlaxcala se compone de 7 delegaciones y 3 bases, 3 escuelas de Técnicos en Urgencias Médicas, 1 escuela de enfermería y cuenta con el único centro certificador para operadores de ambulancias en el país; en 2018 contaba además con 98 socorristas y 27 ambulancias.

¿Cómo estará en 2019?
¿La escuela de enfermería es la caja chica de la Delegada?
¿Julio, el minidelegado tiene más poder que la señora Rodríguez de Espino?
¿Delegada de cartón?

Mostrar más

Alex Gomez

Periodista desde 1993, Licenciado en Ciencias de la Comunicación, Director General de Grupo Monitor Nacional que aglutina a los diarios digitales Monitor XPress, Click Social Tlaxcala, Excéntrik Radio y Soy Frikki.
Botón volver arriba
Cerrar