OpiniónTu Asesor Fiscal

Consecuencias fiscales de la falta de medicamentos… #Opinión #TuAsesorFiscal @OSCARBA91174931 #BajaTusImpuestos

 Como seres humanos y como ciudadanos mexicanos tenemos derecho a la salud, corresponde al Estado asegura la asistencia médica una vez que la salud ha sido afectada por la causa que sea, a esto se le llama derecho a la atención y asistencia sanitaria.

Retomando el cuarto párrafo del artículo cuarto de nuestra constitución que a la letra dice… Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución… queda claro que el gobierno debe cumplir su función por mandato de ley pero, ¿qué ocurre cuando los ciudadanos deciden ejercer el derecho a la salud por medio de particulares?, por ejemplo, los establecimientos médicos privados están obligados a proporcionar un servicio de urgencia a cualquier persona que lo requiera, con independencia de que pueda o no pagarlo. En caso de que el afectado no tenga recursos económicos para permanecer en el hospital o clínica privados, la obligación del establecimiento se limita a estabilizar a la persona, proporcionarle los medicamentos que necesite en lo inmediato y procurar su correcto traslado a una institución pública.

Lo complejo es que esta situación realmente se lleve a cabo, en el caso de los ciudadanos que tienen un trabajo en el marco de la formalidad laboral, seguramente contaran con la seguridad social por medio del IMSS, así como los trabajadores del Estado por medio del ISSSTE y en todo caso el gobierno cumple con este mandato constitucional al brindar el servicio en los hospitales generales del sector salud en donde generalmente recurren los ciudadanos que no tienen garantizada una seguridad social por tener un trabajo de manera  informal.

Para los ciudadanos que tienen la capacidad económica para contratar esos servicios en el sector privado generalmente buscaran también obtener algún beneficio en materia fiscal de los gastos efectuados para conservar su salud.

Sin importar que estos ciudadanos sean empresarios o empleados el artículo 151 fracción I de la ley del ISR establece cuales son las deducciones personales relacionadas con los servicios de salud y tenemos que,   Los pagos por honorarios médicos, dentales y por servicios profesionales en materia de psicología y nutrición prestados por personas con título profesional legalmente expedido y registrado por las autoridades educativas competentes, así como los gastos hospitalarios, efectuados por el contribuyente para sí, para su cónyuge o para la persona con quien viva en concubinato y para sus ascendientes o descendientes en línea recta. Como podemos observar no pueden ser deducibles de ISR los medicamentos o vacunas que son adquiridos fuera del establecimiento hospitalario, es decir, cualquier tipo de medicina adquirida en una farmacia no es un gastos valido para disminuir el pago de ISR.

En tiempos de COVID-19 que ha generado desestabilidad económica y problemas de salud pública, ha quedado demostrado que algunos ciudadanos tienen la necesidad de contratar por su cuenta los servicios médicos en sustitución del estado, y la pregunta es: ¿qué ocurrirá con el dinero que algunos contribuyentes inviertan en su salud?, pues el gasto por consumir el servicio médico de manera particular debería generar una consecuencia justa, que el contribuyente  pudiera hacer deducible del ISR la compra de medicamentos por haber atendido su padecimiento.

Desafortunadamente, no es posible pues la Ley del ISR no lo permite, por lo tanto, el contribuyente que contraiga COVID-19 y que no sea atendido por el estado, deberá absorber la carga financiera y fiscal por atender su enfermedad con el objeto de salva su vida lo cual se traduce a una violación al derecho humano a la protección de la salud.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar