Reseña de Injustice Año 4 Vol. 2 de 2 – El Ocaso de los Dioses

Injustice Año 4 Vol. 2 de 2 recopila los últimos números de Injustice: Gods Among Us Year 4 y el número anual especial de la colección. Con él se cierra la trama de los Dioses del Olimpo y de Ares y se inicia la cuenta atrás para el fin.

El final se acerca. Injustice: Gods Among Us, el cómic precuela del videojuego del mismo nombre de NetherRealm Studios, despide su cuarta etapa. Injustice Año 4 Volumen 2 de 2 reúne los números 8 al 12 de la tirada yankee original y el número especial Annual Year Four que narran los sucedido un año y pico antes de los eventos del primer juego de Injustice.

njustice Año 4 Volumen 2 retoma la acción allá donde se quedara el volumen 1 de este arco, con los Dioses del Olimpo tomando posiciones para arrebatarle el mundo a Superman y a su despótico régimen. Todo ello, en aras de establecer un único culto al Panteón Grecorromano. Esto, claro está, truncará los planes de Batman, que verá suplantado al tiránico Hombre de Acero por una serie de deidades, cuyo desprecio por la vida humana ha quedado patente.

Sin embargo, tanto Caballero Oscuro como el Kryptoniano descubrirán pronto que ambos han sido engañados por Ares, el Dios de la Guerra y su infame y misterioso aliado, que pretende vengarse de Superman. Dicha extraña e inesperada alianza obligará a los antiguos aliados, ahora enemigos, a dejar de lado sus diferencias, para evitar el desastre. Y, en medio de todo, la inesperada aparición de los Nuevos Dioses supondrá un factor determinante para el resultado del conflicto.

Y hasta aquí os contamos de este tomo guionizado con Brian Buccellato, con la colaboración de Tom Taylor (guionista original de la serie) y dibujos de  Bruno RedondoXermánico, Mike S. Miller y otros autores recurrentes de la colección. Dicho esto, ya podemos meternos en faena con la reseña, propiamente dicha.

Nuevos Dioses y Viejos Dioses

Injustice Año 4 Vol. 2 de 2 es una mejora sustancial respecto al anterior volumen, ofreciendo unos cuantos giros interesantes y dando vidilla a una trama que había decaído notablemente. Sin ahondar en spoilers, diremos que la inclusión de la mitología de El Cuarto Mundo de Jack Kirby y su papel en la cosmogonía de DC es un gran acierto y un soplo de aire fresco.

En muchos sentidos, este tomo que hoy analizamos es una culminación del proceso durante el cual Batman se va quedando sin recursos contra Superman se ha ido agotando. Lo que es el tema central de toda la obra, por otro lado, y en torno al cual va girando, previsiblemente, los cinco años que dura la precuela de Injustice.

Primero fueron los héroes de la Tierra (Año Uno), luego los Green Lanterns, (Año Dos) después el Mundo Mágico (Año Tres) y, ahora, los dioses. A poco que hayamos jugado al juego, ya sabemos cómo acaba la cosa, con Batman teniendo que recurrir a una realidad alternativa, y poniendo el práctica el dicho «A grandes males, grandes remedios» y venciendo a su Superman con otro Superman menos tarado. Pero no adelantemos acontecimientos.

Volviendo al cómic, cierto es que el relevo de Tom Taylor como guionista, realizado por Brian Buccellato, supuso un lastre para la serie, que evidenció no solo un desgaste argumental, si no también cierta ausencia de frescura y de emoción. Esto, en buena parte se debía al radical cambio de escritor, pero también a que ya sabemos qué escenario encontraremos al finalizar la serie, que será el principio del videojuego. Respecto a esto último, Buccellato poco puede hacer, ya que es como luchar contra la marea o los elementos. Sin embargo, sí que se percibe una mejora sustancial en su trabajo como narrador, haciendo interesante el desenlace del cuarto año de Injustice.

De este modo, la conclusión de esta etapa sube aún más las apuestas, elevando a una categoría mitológica el conflicto. Y, además, expone los motivos por los que personajes como Darkseid u Orión quedan fuera de la trama principal del juego. En esta línea, el escritor consigue con mucho tino afinar la historia, atando cabos de cara al videojuego. Esto, además, se extiende también al rol de Wonder Woman y su adhesión a la causa de Superman, así como el motivo de que Ares haya sido reducido a una sombra de sí mismo durante los eventos de la trama del título de NetherRealm.

Por otro lado, también desarrolla de manera muy interesante elementos como la relación entre Harley Quinn y Shazam, uno de los pilares de la mitología de la línea Injustice, que se narra fuera de los juegos. Esto define la evolución de la antiheroina en este universo, así como parte de su motivación para formar parte del movimiento liderado por Batman en el futuro, convirtiéndose en la agente de confianza del Murciélago.

Además, como colofón, el puntual regreso de Tom Taylor como guionista para la historia final de este arco, el Annual especial dedicado a Plastic Man, es un todo un regalo. Esta última historia es uno de los mejores relatos independientes deInjustice, haciendo mucha justicia a este personaje protagonista (que tendrá próximamente película, por cierto). Taylor le saca todo el partido posible, dándole un papel ingenioso y curioso dentro de la trama global de esta línea alternativa de DC Comics, sin convertirlo necesariamente en una estrella.

A nivel visual, ya cambiando de tercio, hemos de señalar que se nota una maduración en los artistas. Bruno Redondo, Xermámico y Mike S. Miller, sus principales lápices, marcan ya un punto de veteranía, habiendo dibujado casi más de la mitad de la colección hasta la fecha. Fruto de este trabajo y del proceso creativo conjunto es la cohesión visual que el cómic muestra, haciendo casi inapreciable el cambio entre dibujantes a primera vista. Algo que el lector poco avezado agradecerá, ya que la convención de rotar de dibujantes entre números no es una práctica muy celebrada precisamente entre lectores nóveles.

Eso sí, no os llaméis al engaño, aunque no exista una abrupta ruptura de estilos entre artistas, las características entre cada uno de ellos son perceptibles con un mínimo estudio y atención al detalle. Lo que se debe destacar es la adecuación de sus estilos individuales al servicio de la historia común. Además, su calidad no es nada por debajo de la media, ofreciendo una trabajo muy dinámico, que permite una lectura ágil y ligera, por no decir muy atractiva para el público actual.

Concluimos diciendo que Injustice Año 4 Vol. 2 de 2 es el mejor final posible para esta etapa, dejando paso ya para el Año 5 de Injustice en el que la historia concluirá. Tras la conclusión de la serie, ya solo quedará por rememorar los eventos del videojuego, con los que estamos todos familiarizados y que, en cierto modo, fueron recopilados en la mini-serie de Injustice Zona Cero, a modo de retrospectiva narrada por Harley Quinn.

Injustice Año 4 Volumen 2 de 2

Injustice Año 4 Volumen 2 de 2  ya puede obtenerse en grandes superficies, librerías especializadas y tiendas on-line. Su precio recomendado es de 14,95 euros

Mostrar más

Redaccion

Somos un equipo de profesionales de la información y el periodismo, contáctanos a monitorxredaccion@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar