Aquí Xicohténcatl… Y pasaron 500 años

Esta semana de marzo, iniciaron oficialmente las celebraciones de los 500 años del Encuentro de dos Culturas, tarde fría de miércoles, pero con la expectativa de encender los corazones con fervor tlaxcalteca.

El lugar fue el propicio, no podía ser en otro escenario, al pie de los murales del Maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin, ahí, justo a la sombra de su glorioso legado artístico, los hijos de Tlaxcala se reunieron para iniciar los festejos.

Los murales brillaban y estallan de color al recibir en algunos fragmentos la luminosidad de los reflectores, esos mismos que en momentos de gloria alumbran, como es el caso,  en otros queman en el abuso de su exposición.

Y así, entre pinceladas de luz destaca el área del cubo de las escaleras, justo donde el Maestro Desiderio plasmó esos instantes de la Gran Alianza entre tlaxcaltecas e hispanos que ocurrió ya hace 500 años.

Ahí está la evidencia de todos los aconteceres, narrada con la crudeza y el realismo del también llamado el último de los Muralistas Mexicanos, quien a cada instante nos muestra descarnada la realidad de esos tiempos y también la gloria de su grandeza.

Y así en este marco histórico y venerable, con el arrullo de las voces del coro  “Voces Yuhmu” de Ixtenco, el ensamble de música tradicional “Sonidos de la Matlalcueyetl” y se proyectó un video mapping alusivo a este hecho histórico se desarrolló el programa del anuncio de los eventos para la celebración.

El gobernador Marco Mena dijo que a 500 años del Encuentro de Dos Culturas, en Tlaxcala saludamos su porvenir y damos la bienvenida a los retos y oportunidades que representa su conmemoración, que es de todos.

Con emoción,  señaló que esta conmemoración es un gran momento para expresar el orgullo de ser tlaxcaltecas y reflexionar sobre la historia de México y su propio origen.

Convocó a honrar la memoria y dignidad de los tlaxcaltecas que hace cinco siglos contribuyeron en la construcción de México, representa un punto de inflexión en la historia del país y del Estado.

A 500 años de distancia, Marco Mena dijo que hoy, nuevamente, el estado hace valer su capacidad de adaptación a las nuevas condiciones y de aprovechar las tendencias regionales, nacionales e internacionales a su favor.

“Lograr el sueño de ser referencia por nuestros logros, y de escuchar el nombre de Tlaxcala con respeto en el país, no solo es posible, sino necesario e indispensable para la tranquilidad de la memoria y honra de los mexicanos”, aseguró.

Hace 500 años Tlaxcala dio una muestra sorprendente de entendimiento de una coyuntura súbita y radicalmente distinta, y fue su capacidad de adaptación la que ofreció posibilidades de acuerdo político y permitió mantener una sociedad unificada y reconocida con el nombre de Tlaxcala.

Por eso el Gobernante expresó que la Conmemoración de los 500 Años del Encuentro de Dos Culturas brinda la oportunidad de promover a Tlaxcala, de difundir en México la riqueza cultural y artística de la entidad, así como sus ventajas competitivas para atraer mayor turismo y potenciar el crecimiento del estado.

Anabel Alvarado Varela, titular de la Comisión Organizadora de la Conmemoración de los 500 años del Encuentro de Dos Culturas, detalló que como parte de la celebración se realizarán diferentes actividades a lo largo de este año, como los coloquios internacionales de alto perfil sobre Combate a la Pobreza y 500 años del Encuentro de Dos Culturas, con la participación de expertos académicos de México y otros países, además del Coloquio Internacional Taurino.

También, se realizará el ciclo de conferencias “Reflexionando Tlaxcala”, la corrida de toros España-Tlaxcala, y la entidad será sede de la semifinal del Concurso Nacional de Oratoria y Debate Político que organiza el diario El Universal.

Además, se presentará el documental “La Tercera Cara de la Moneda, Plataforma 500”, se inaugurará la galería de arte “500 años, Encuentro de Dos Culturas”, se realizará el medio maratón “La Ruta de Cortés” y se llevará a cabo un concierto especial conmemorativo.

De igual forma, el 23 de septiembre se entregará un reconocimiento a 500 tlaxcaltecas distinguidos, y el Sistema Estatal de Becas nombrará “Embajadores de los 500 años” a los mil mejores estudiantes de Tlaxcala.

Como parte de los eventos, se tiene programada la Semana Cultural de Tlaxcala, que se llevará a cabo en la Fonoteca Nacional, se entregarán premios de artes visuales a 500 años, así como de literatura, cuento y ensayo sobre este hecho histórico.

De acuerdo con el programa de actividades, se realizará la inauguración del conjunto escultórico 500 años en el Centro de las Artes, del maestro Samuel Ahuactzin, se realizará una edición conmemorativa del Festival Internacional del Títere y se presentarán los libros “La Compañía Rosete Aranda y el Festival Internacional del Títere” y “Orgullo por Tlaxcala”, del fotógrafo Gonzalo Pérez.

Posteriormente, se realizará una edición especial del Festival Internacional de Coros y de la Feria de Tlaxcala; además, la entidad será sede de un concierto de la Orquesta de las Américas; también se realizará una exposición del maestro Rodrigo de la Sierra y el cantante tlaxcalteca Carlos Rivera, Embajador Turístico y Cultural de la Conmemoración participará en los eventos.

“LAS GUARDIANAS DE LA TIERRA DEL MAÍZ”

Concluida la ceremonia de la presentación del programa oficial de la celebración  de los 500 años, los ahí presentes fueron objeto de un agasajo de gastronomía tlaxcalteca y daba paso a una de las más arraigadas tradiciones, la convivencia.

En especial para esta ocasión el chef Francisco Molina, preparó cebolla al carbón rellena de setas y mole prieto.

Huahuzontle capeado con salsa verde de chinicuil.

Atole de chocolate con nuez y espuma de dulce de queso.

Por su parte el chef Jorge Sandoval se esmeró en la preparación de picadita de carnitas de guajolote con espuma de aguacate y cebolla morada curtida de habanero.

Rectángulo de pasta hojaldrada y cordero de Ixtacuixtla en adobo.

Chapata de lechón al pulque, salsa de Xoconostle, espuma de aguacate, cebolla, rábano y epazote frito.

Mousse de vainilla, relleno de requesón, sobre un buñuelo con miel de piloncillo y guayaba, polvo de guayaba y un toque de papel de oro.

En tanto el chef Irad Santacruz agasajo a los invitados con dorada de maíz y nopal con pipián de venas y escamoles.

Totomoxtle con esquites, huitlacoche, gusanos rojos de maguey, queso ranchero y holandesa de pericón.

Buñuelos con requesón de guayaba, bañados con concentrado de aguamiel con cardamomo.

Cacao de Zacatelco.

Platillos elaborados con técnicas ancestrales que se convirtieron en los paladares en una auténtica y explosiva feria y variedad de sabores que llevaron a quienes los degustaron por un recorrido de 500 años en la gastronomía de Tlaxcala.

Sin lugar a dudas, cada uno de los platillos elaborados y servidos son merecedores en otros países de ser galardonados con una estrella  Michelín, por la exquisitez, finura y originalidad de los productos.

Al final de la degustación, de pronto aparecieron dos curiosas mujeres, caminaban muy juntas por el patio donde se sirvieron las viandas conmemorativas, las dos de pelo y ojos muy negros vestían el traje regional de Contla.

Así lo denotaron sus blusas primorosamente bordadas a mano, con su ceñidor rojo a la cintura y esa falda de lana de un azul intenso que recuerda las faldas de la Malintzi.

Se identificaron como Dalia Rodríguez Hernández y Nicolasa Hernández Muñoz, originarias y cocineras del municipio de Contla de Juan Cuamatzi e integrantes del grupo “Las Guardianas de la Tierra del Maíz”.

 Con decisión se plantaron y preguntaron a representantes de los medios de comunicación que cuáles platillos fueron los que más les habían gustado, porque con orgullo dijeron que ellas habían colaborado en la preparación de algunos de ellos.

La pregunta fue sumamente difícil, todo estaba delicioso y algunos platillos quedaron impresos en el recuerdo reciente de la degustación, como fue el caso de los escamoles, se les dijo.

Pero también el guajolote y sobre todo la espectacularidad del Mousse de vainilla, relleno de requesón, sobre un buñuelo con miel de piloncillo y guayaba, polvo de guayaba y un toque de papel de oro y que la verdad muchos de los reporteros en su vida habían probado esa delicadeza exótica.

Sin embargo, como olvidar el Totomoxtle con esquites, huitlacoche, gusanos rojos de maguey, queso ranchero y holandesa de pericón y mucho menos  los espectaculares Buñuelos con requesón de guayaba, bañados con concentrado de aguamiel con cardamomo.

Ahora la pregunta fue para las Guardianas de la Tierra del Maíz, ¿Ustedes cuales prepararon?

Y con un orgullo y una gran sonrisa en el rostro contestaron que fueron los escamoles y el buñuelo de guayaba y que les daba mucho gusto que a los presentes les hayan gustado.

Dijeron  que se les puede visitar en su página de Facebook #cocineras #orgullosamente #Tlaxcaltecas #guardianas de la #tierra del #maíz nos ofrecieron, detalle que lleva a la reflexión el llamado a la tlaxcaltequidad que tanto promovió en su momento el Maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin.

Consiste en actos de convivencia y de calor humano, como lo es el de los tlaxcaltecas; la tlaxcaltequidad es todo, son las fiestas, las tradiciones, las costumbres, siempre bajo el amparo del  pilar de la familia como sin duda lo son las mujeres.

Ellas quienes cada día se esmeran por dar lo mejor, como en este caso por hacer bien sus platillos, su gusto es saber que a los demás les gustó, les agrado y que se llevan un recuerdo perdurable.

Y así, en la grandiosa sencillez de esta celebración de los 500 Años del Encuentro de Dos Culturas vamos por más, para la proyección de Tlaxcala que es grande y sobre todo por muchos más momentos de esta grandiosa… TLAXCALTEQUIDAD.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar