Delincuentes juveniles azotan el sur de #Tlaxcala #Opinión #EntreSerpientesyPolíticos

Hoy nos está ocupando no un caso son varios, y muy delicados, en torno a Zacatelco, Axocomanitla, Quilehtla y otros municipios del Sur del estado de Tlaxcala. Hablamos de las bandas de jóvenes que han estado haciendo  un modus vivendi de delinquir y matar a otros jóvenes, ya sean rivales o quien se les cruce en el camino.

Ante la proliferación y desfachatez de dichas bandas, muchos se están preguntando qué está haciendo la Autoridad municipal y del estado para erradicarlas, ya que no solo van a amenazar y delinquir, también se drogan y en su mayoría son menores alcohólicos, mujeres y hombres.

¿Qué los padres no hacen nada por pararlos; saben que andan en las calles a altas horas de la noche, sin beneficio alguno y causando serios problemas a la población?

Se estima que hay alrededor de 70 bandas que mantienen atemorizados a Zacatelco, Quilehtla y demás municipios del Sur del estado, causando desmanes y sobre todo robando para adquirir drogas y alcoholizarse. Lo que nadie quiere ver es que ello pone a la juventud en un enorme riesgo, ya que van que vuelan -si no es que ya lo son- para delincuentes y criminales.

Recordemos el último caso, el apuñalamiento en un peligroso baile sonidero de un joven de 17 años. Esos bailes deberían ser prohibidos no solo en Zacatelco, en todo el estado para bien de nuestra sociedad.

Ahora vamos a otro asunto, la mugre política, donde ya están asomando cabeza “los mismos de siempre” para ocupar cargos de elección popular en alcaldías y diputaciones estatales o federales.

La mugre, la suciedad, la compra-venta de conciencias están ya a la orden del día. Es un hervidero de ratas que dios guarde la hora de que inicien las campañas, donde saldrán a perjudicar a familias enteras (digo esto por la sinrazón de que no solo se meten con quien les compite el cargo, sino que arrasan hasta con la familia cuando nada tiene que ver).

¿Qué pasará mañana, cuando hayan dado inicio primero las dichosas precampañas? ¿Qué después con las campañas, donde habrá que aguantar el muladar de calles, casas y donde sea, todo tapiado de propaganda electoral?

¡Y las promesas! Mil y una promesas nos lanzarán que jamás van a cumplir. Saldrán los persignados, los eruditos en toda materia, los que van a componer el mundo (aclaro, nunca lo hacen, pero quieren que sigamos creyendo que son dioses capaces de hacerlo). Sí, de todo eso veremos mucho pronto.

En especial hay que observar las aguas del Sur del Estado, donde ya los de siempre están afilándose las uñas. Y, de ser necesario, bajándose los pantalones o las faldas para que digas si vas o no vas.

De cosas así depende el delicado asunto del “a cómo” vender el amor al mejor postor.

Pero mejor pasemos a otro asunto del mismo tema.

Tlaxcala puede ser usada para otro experimento político, no deje de ver las cosas como son y lo verá el lector. Son muchos los que al no quedar como suspirantes y candidatos, se conformarán con vender cual prostituta de cuarta su amor en el taloneo fatigoso de las calles.

Si no los eligen en sus partidos ¡a negociar todo! Dirán que tienen miles de gentes y un control casi totalitario en sus municipios, en sus distritos locales o federales, etc.

Aclaro el punto: la compra-venta ya dio inicio. Los que quieren pero no están seguros de poder ya están vendiendo sus almas hasta al diablo con tal de quedar en una buena posición…nomás por si no fueran llamados.

Ahora, preguntemos.

A Minerva Hernández y Juan Carlos Sánchez, a Lorena Cuéllar y Ana Lilia Rivera, a Joel Molina, a los panistas y los morenistas, y también a los del tricolor, Anabel Alvarado, Anabel Ávalos, Noé Rodríguez y Ricardo García: ¿y si se llegara a algún acuerdo y sus partidos no los dejan como candidatos para la gubernatura?

¿Van a aceptar quedar al margen de la contienda por la grande?

Yo lo dudo. En especial, Lorena Cuellar está ya en acuerdos con otros partidos y creando el suyo por si la hicieran a un lado. No meteré al SAGA ya que se habla de que este será el candidato oficial. A Minerva la dejarían fuera, por lo cual y como siempre ella ya está negociando con los de Morena. Quiere su hueso de nuevo.

Pero vamos a aclarar algo importante: en 2021 algun@s  se juegan el todo por el todo. El resto para decirlo en el argot de las cartas.

Y como he señalado, ya muchos se andan vendiendo y hasta rogando a los compradores. Si, así es. Lo digo fuerte para que lo escuchen los que tengan oídos. Para empañar el escenario se habla de amenazas a presidentes municipales y algunos sectores sociales, para que apoyen a MORENA. Si el lector no lo cree, hable con algunos del sur.

Es que ahora todo está en juego. El que pierda la cabeza podría echar para siempre su breve vida a la calle del feliz anonimato.

Mostrar más

Citlalli Alvarado

Estudiante de la licenciatura en ciencias de la comunicación de la Universidad del Altiplano A.C. en la ciudad capital de Tlaxcala.
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar