77 Km. de ductos de @PEMEX son de alto riesgo para tlaxcaltecas en caso de sismos

Por lo menos 17 estaciones de monitoreo de temblores necesita Tlaxcala para prevenir a la población en caso de sismo.

Por: Gloria Hernández y Alejandro Aguilar

SEGUNDA PARTE.

  • Para el ser humano los desastres naturales no les dejan experiencias. Hay 581 kilómetros de ductos de PEMEX de alto y medio riesgo.

  • Lamentable que la población tlaxcalteca que vive en zona de ductos, no conozca protocolos de protección civil ante eventos naturales como sismos.

De acuerdo a una cartografía de la Secretaría de Energía, en territorio tlaxcalteca atraviesan más de 581 kilómetros de ductos de hidrocarburos y gas natural, que son de alto y medio riesgo para la población en caso de un sismo, por el estado en que se encuentran las tuberías, instaladas por PEMEX.

El riesgo es latente debido a que estos ductos su instalación data de hace más de 35 años. La Comisión Nacional de Control de Gas, en este año inicio un programa de mantenimiento a ductos a nivel nacional incluyendo esta entidad, pero destaca que siguen siendo un riesgo ante un desastre natural como son los sismos.

Debido a que muchos de ellos presentan un grave deterioro como corrosión, válvulas en malas condiciones y el equipo de seguridad en malas condiciones, pese a el mantenimiento que pudiera dárseles, acción que reconoce Ejecutivo Federal.

De acuerdo a investigaciones de la Secretaría de Energía, que ahora tiene la rectoría del manejo de los ductos, las tuberías tienen viabilidad de uso de 30 años, después hay que darles mantenimiento o remplazarlos para que no sean sinónimo de riesgo ante una eventualidad natural como son los movimientos telúricos.

Este problema, ha sido reconocido por el mismo gobierno federal, ya que no es único para el Estado de Tlaxcala, sino de otras nueve entidades del país, se encuentran en la misma situación. Incluso se habla de que no han sido cerrados para combatir el guachicoleo, por su condición estratégica de distribución de hidrocarburos y gas natural.

Pero qué detona en materia de seguridad y protección civil esta situación de los ductos en caso de sismo; la nula ejecución administrativa y operativa del Plan Estatal de Desarrollo Urbano y los 60 Planes Rectores Municipales de Desarrollo Urbano, en los últimos 30 años.

El incumplimiento normativo en materia de desarrollo urbano, han permitido el crecimiento anárquico de asentamientos humanos, en zonas federales de seguridad nacional y que son los 581 kilómetros de ductos de alto y medio riesgo.

Pese a los esfuerzos de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, para que el gobierno estatal y municipal en esta entidad, fomenten la planeación urbana y orden territorial, existe aún una total anarquía de la movilidad humana, no se han logrado obtener resultados.

En los 60 Ayuntamientos los encargados de la movilidad humana desconocen la cartografía de riesgo y la normatividad vigente, para autorizar asentamientos humanos, al contrario, aplican programas de regularización, excluyendo los riesgos que significan para la población al estar asentados en zonas federales, por donde cruzan los ductos petroleros, de gas natural y de energía eléctrica.

De acuerdo al Colegio de Ingenieros del Estado de Tlaxcala, después de participar en la investigación sismológica con la Universidad Autónoma de México, urgen se elabore un Mapa de Riesgos, para contingencias sísmicas.

Este Atlax debe contemplar, los 581 kilómetros de ductos de alto riesgo para la población, la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional Riesgo e Integridad de ductos de Transporte de Hidrocarburos y afines, La Ley y Reglamento de Protección Civil del Estado de Tlaxcala y demás normatividad en materia, para evitar riesgos que afecten la integridad de la población y el medio ambiente.

Este mismo mapa de riesgos contra contingencia sísmica, también debe contemplar, las restricciones y condicionantes de cambio de uso de suelo para construir o dar movilidad humana, que den certeza a la población certeza a su integridad física.

Tlaxcala está asentada en la cuenca sismológica Oriental que culmina en el cofre de perote, los movimientos de tierra en territorio tlaxcalteca son frecuentes y aún de baja intensidad, según el Colegio de Ingenieros del Estado de Tlaxcala.

Aducen, que sólo por motivos de prevención, un estudio que ya tiene Protección Civil del Estado, revela que, en caso de fractura de ducto por causa de sismo, el riesgo de derrame, contaminación y explosión es alto, con rangos que van desde los 20 metros para las tuberías de diámetro pequeño, hasta más de 300 metros para los de alta presión.

Para los ingenieros, Protección Civil del Estado y los 60 municipios deben contar con un Atlax de riesgo por adscripción e impulsar programas de prevención y apoyo ante el inminente riesgo que significa, las tuberías de PEMEX y la CFE.

Estas Cartografías deben identificar los peligros geológicos y que han sido planteados en 172 zonas de riesgo en la entidad y por donde pasan los 581 kilómetros de ductos de hidrocarburo y gas natural y su delimitación federal de derecho de vía aún y sean de propiedad privada.

La UNAM en investigación en esta entidad, identificó fracturación de zonas geológicas y de acuerdo a los mismos investigadores y miembros del Colegio de Ingenieros de Tlaxcala, si están situados en zonas del norte, sur oriente y poniente, donde se ven tuberías enterradas y al aire libre así como posteo de PEMEX. por gasoductos y oleoductos.

Se habló en la anterior misiva, de movimientos telúricos de baja intensidad en la montaña la Malintzi, hay 20 municipios de influencia a ella, de acuerdo a ese estudio se deben plantear planes rectores de urbanización, debido a la detección de fisuras y rompimientos en las capas de la tierra, que podrían generar seísmos y desastre por encontrarse en áreas de ductos.

Al azar se entrevistó a población que vive sobre ductos y que es evidente por el posteo de PEMEX, señalaron desconocer medidas de seguridad que les recomendaran autoridades municipales, al otorgarles en las Direcciones de Obras su autorización para construir.

Lamentaron desconocer los riesgos que les implica no considerar el derecho de vía federal por esta industria petrolera y de gas natural.

Señalaron que ninguna autoridad les impidió construir sobre los ductos, además de llevar a cabo actividades de labranza en otros casos, en conclusión, manifestaron desconocer si existen protocolos de protección civil en caso de un movimiento telúrico.

Dentro de la Planeación urbana las autoridades gubernamentales y municipales deben aplicar la normatividad en protección civil, por lo que se debe incorporar las restricciones y condicionantes dentro de la movilidad humana que garanticen su propia seguridad y calidad de vida.

 Encontramos, que pese a haber convenios entre el Servicio Geológico Mexicano y la Coordinación Estatal de Protección Civil del Estado, en los60 municipios, se desconocen acciones de prevención para la población asentada en áreas de riesgo por ductos, reconocidos en la cartografía de riesgo de la Secretaría de Energía.

En cuanto a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, también no cuenta con archivos de los 70s para cambio de uso de suelo, que favoreciera a la industria petrolera del gas natural y de energía eléctrica, por lo que se fortaleció el crecimiento anárquico de asentamientos humanos y de los fenómenos de movilidad urbana.

De acuerdo a la investigación de la UNAM y avalado por el Colegio de Ingenieros en Tlaxcala, se requieren 17 estaciones mínimas.  de monitoreo sísmico en el Estado de Tlaxcala, para poder contar con una alerta temprana ante movimientos telúricos.

Pero las poblaciones también deben contar con un programa preventivo sepa cómo actuar ante un seísmo o movimiento telúrico sobre todo si vive en zona de ductos.

Estos programas de acuerdo a la normatividad nacional en materia de protección civil, contemplan simulacros de evacuación, integración de brigadas ciudadanas que informen de los sitios para evadir algún siniestro provocado por un sismo y que afecte a un ducto.

En estas actividades deben participar las tres instancias de gobierno, así como ciudadanos y las empresas involucradas como es PEMEX y la CFE.

Se desconoce en Tlaxcala, sí alguna vez, se ha llevado a cabo un simulacro de sismo que, provoque un desastre por ducto de hidrocarburos y gas natural o energía eléctrica, como lo establecen las diversas normatividades en protección civil y sus respectivos reglamentos.

Peligro sísmico y sismicidad en Tlaxcala

Tlaxcala por estar en el eje Neovolcánico oriental, donde con frecuencia se mueven las capas tectónicas y, provocan movimientos de tierra desde hace tres décadas, está en riesgo, no se puede permitir abandono, que provoquen pérdidas humanas o del patrimonio, tratándose por afectaciones por ductos.

De acuerdo a las experiencias, los ciudadanos tienen que aprender de sismos, zonas de riesgo, y como activar su propia alarma preventiva. Los ciudadanos deben convertirse en la alerta principal de las autoridades ante su apatía en programas de previsión.

No es desconocido, que no hay una base fiable de datos sobre gasoductos en Tlaxcala y sus condiciones aún son inciertas, hasta que el Centro Nacional de Control de Gas (CENEGAS) rinda su primer informe a la Secretaría de Energía, de su programa de mantenimiento para 2019.

Por lo que los ductos por su antigüedad de hace 30 o 35 años tienen al Estado en un 77 por ciento de alto riesgo para la población y al medio ambiente y, sin alarmar, los constantes sismos registrados en la entidad, aunque sean de baja intensidad, aumenta la peligrosidad para la población.

Entrevistados lugareños de Calpulalpan y Sanctorum exclamaron su temor; “Estamos en constante peligro, nos dedicamos al campo y ahí pasan las redes de petróleo y gas y ahora también sabemos que nuestras casas están sobre los tubos imagínese y las autoridades nada nos informan que hacer ante un peligro ahora que tiembla”.

En tanto, el Coordinador de Protección Civil, José Antonio Ramírez Hernández, aseguró en entrevista que este tema es prioridad y se está atendiendo, incluso hablo de un programa que emprenderá el gobierno federal para mantenimiento de ductos, su señalización y en algunos casos recuperar el derecho de vía en las redes de hidrocarburos, gas natural o de energía eléctrica.

Hasta la fecha en el estado de Tlaxcala no hay denuncias o sanciones por parte de la Secretaría de Energía, ni de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales por invasión de derecho de vía o cambio de uso de suelo, en el que están involucradas las autoridades municipales.

Pero la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano sigue en esta entidad dando celeridad a regularizar esos más de 4 mil asentamientos humanos que genero la movilidad humana y que ahora algunas de estos asentamientos anárquicos están sobre los más de 500 kilómetros de redes de ductos que atraviesan nuestra entidad.

Este trabajo periodístico tuvo la finalidad de responder a algunos cuestionamientos de conciencia ciudadana y al final, me pregunto, si hay algo que pueda hacer más que a través de esta misiva documentar e informar, sobre esta alerta de sismos que se registran en el sismológico nacional, poniendo en riesgo a la población y, considerando las redes de ductos que atraviesan el Estado.

No es fácil pasar desapercibidas las señales que nos envía la naturaleza, ahí están registradas, y no es fácil reportar que estamos en riesgo, por la apatía de no generar protocolos, que alerten de manera temprana a la población, que, por su movilidad humana y desarrollo, está viviendo sobre las redes que conforman los 581 kilómetros de ductos, alto y medio riesgo que atraviesan Tlaxcala.

Lo que resta es hacer conciencia ciudadana ante seísmos, que están registrándose y, que, de alguna manera, afectan las redes de ductos, que datan de hace más de 30 años.

 La alerta temprana es prioridad para la ciudadanía, porque no hay nada que haga más probable. un día que otro, que, por azar, se registre un sismo y ponga en riesgo la integridad de la población por desconocimiento, de que viven sobre ductos, que son una bomba de tiempo sino son considerados de prioridad.

En el siguiente enlace, la Primera Parte de este reportaje: Sismos y gasoductos, peligro latente para tlaxcaltecas

Mostrar más

Alex Gomez

Periodista desde 1993, Licenciado en Ciencias de la Comunicación, Director General de Grupo Monitor Nacional que aglutina a los diarios digitales Monitor XPress, Click Social Tlaxcala, Excéntrik Radio y Soy Frikki.
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar