@yeidckol lo que quiere con la reducción del 75% es dejar sin dinero al IFP de morena: Alejandro Rojas Díaz Durán

La reducción del 50% a todos los partidos políticos es plausible y posible; pero debe ir acompañada de una profunda reforma al sistema electoral y al régimen de partidos vigente.

Las elecciones en México son las más caras del mundo, de acuerdo a un estudio comparativo de la BBC de Londres.

Detrás de la supuesta generosidad para bajar hasta el 75% de las prerrogativas para Morena que está proponiendo la Secretaria General en funciones de Presidenta, Yeidckol Polevnsky, tiene como objeto dejar sin un quinto partido por la mitad al Instituto de Formación Política de Morena, a fin de que secarlos hasta su ínfima expresión y obstaculizar aún más su importante misión.

Con regresar el 50% de las prerrogativas es plausible y posible; sin embargo, lo que se requiere es una profunda reforma al sistema electoral mexicano y el régimen de partidos políticos, porque han devenido en franquicias de grupos que se ofertan al mejor postor o se han consolidado como empresas familiares, sin ninguna causa real que encabecen, deformando el espíritu de la representación política y han prostituido el voto, al convertirlo en una mercancía con valor de cambio por dinero o por beneficios sociales.

Por eso, en México la democracia es excesivamente cara, porque el dispendio de recursos en las campañas políticas y en los aparatos de propaganda electoral se convirtieron en un negocio rentable para los profesionales de estos campos, pero con poco beneficio en el fortalecimiento de la legitimidad democrática del poder público.

La representación política se ha desvirtuado, a grado tal que las televisoras tienen sus propios Diputados o Senadores, en franco deterioro de la democracia electoral.

Un reciente estudio de la BBC de Londres, reveló que en México el voto cuesta más que el doble que en Estados Unidos; allá el voto por ciudadano tiene un costo de 11.67 dólares, mientras que aquí en México, el voto nos cuesta 25 dólares.

Y comparado el voto en México con Rusia, Francia y Brasil, de acuerdo al mismo estudio, el costo del voto se eleva a más del 5,500%.

Eso sin contar el costo de la organización de las elecciones.

Es decir, no hay proporcionalidad entre la calidad de los sistemas democráticos de esos países y México.

Además de que salen muy caro el sostenimiento de los partidos políticos, vía financiamiento público, con los nuevos instrumentos de tecnología y los softwares inteligentes existentes en el mercado global, los partidos políticos deberían buscar nuevas formas de financiarse de sus militantes, garantizando el origen y el destino de los recursos que se reciben y se transparenten los gastos en línea en forma permanente, para que todo ciudadano tenga acceso a estos datos.

La tecnología, la supervisión fiscal y judicial; una nueva legislación y normas más eficaces, así como la transparencia de los recursos económicos, financieros, materiales y humanos, evitará el dinero sucio en las campañas políticas y en los partidos políticos.

Por lo tanto, es menester de la 4T impulsar y consensar una profunda reforma que sea integral, a fin de que se fortalezca la participación ciudadana y los partidos políticos sean formadores de conciencia pública y construcción de ciudadanía libre, crítica, propositiva y constructiva.

El fin de semana daré a conocer una Propuesta para fortalecer al Instituto de Formación Política de Morena.

Por una Morena democrática.

¡Juntos Haremos Morena!

Respetuosamente.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar